Banner Revista Grande
Banner Numeros Anteriores

Volumen 14, Nº2 (2016)

Editorial

Hace un par de meses, una reunión sobre la despenalización del aborto organizada por el Centro de estudiantes del Colegio Carlos Pellegrini para alumnos de 1° año, suscitó un debate público importante en relación al tema salud sexual y reproductiva. Durante la presentación, el tema derivó en el posible uso de misoprostol para interrumpir el embarazo. El hecho en cuestión generó una gran polémica por diferentes motivos:

  • Primero, porque quienes estaban dando la charla no eran profesionales de la salud, sino representante de una agrupación política
  • Segundo, se debatió sobre si es apropiado tratar estos temas entre niños de 13 años
  • Tercero, porque las autoridades del colegio desconocían que se iban a tocar estos temas en la presentación organizada por el centro de Estudiantes
  • Cuarto, porque posteriormente fue publicado en el Facebook de la agrupación Mujeres del Nuevo Encuentro, militantes de la agrupación política que daba la charla “Hoy estuvimos en el Pellegrini con pibes y pibas de primero y segundo año del secundario charlando sobre nuestra militancia de aborto seguro con pastillas”

Siendo un tema tan sensible como lo es todo lo referente a la interrupción del embarazo está claro que el tratamiento de estos temas para alumnos de un colegio secundario debe estar a cargo profesionales de la salud, que estén capacitados para transmitir la información correcta en términos sencillos, apropiados y comprensibles para los adolescentes. Por otra parte, debería haber una supervisión sistemática de las autoridades del colegio de las charlas organizada por el Centro de Estudiantes; no solo de los temas relacionados con la salud, sino de todos. También está fuera de toda discusión que el debate acerca de la interrupción legal del embarazo excede a cualquier posición partidaria; exige eventualmente un debate social.

Un tema que sí da lugar a la controversia es si es adecuado presentar un debate sobre el aborto en la escuela a niños/adolescentes de 13 años. En ese sentido, las opiniones han sido diversas, y la mayoría con argumentaciones coherentes. Para muchos, los chicos de 13 años no están lo suficientemente maduros para tratar un tema tan complejo y polémico como el aborto. Otros comentaron que si bien la asistencia no era obligatoria, algunos padres podían no estar de acuerdo que estos temas fueran tratados dentro del colegio sin la supervisión de los docentes de la institución. Sin embargo, debemos admitir que tengan o no la madurez, estén sus padres de acuerdo o no, hoy los chicos conocen estos temas y los tratan con sus pares. Por esta razón, la mejor estrategia no es evitar hablar del tema y evadir nuestra responsabilidad como educadores. Por el contrario, debemos buscar las oportunidades para proporcionarles la mayor cantidad y calidad de información posible. Hablar de despenalización del aborto no significa habilitar para que las mujeres queden embarazadas y luego aborten; no significa fomentar el ejercicio de la sexualidad sin responsabilidad… total, "después se puede abortar". Todo lo contrario: significa hablar de derechos de la mujer. Significa promover una situación de equidad, para que todas las mujeres -independientemente de su situación social y económica- tengan una respuesta por parte del sistema de salud en el caso extremo de tener que interrumpir la gestación. Y que si esa es su decisión, puedan tener acceso a ese sistema de salud para interrumpir su embarazo de forma segura, sin riesgos para su salud.

De todos modos, nuestro desafío es aún mucho mayor que lograr la despenalización del aborto. Es nada más y nada menos que lograr, a través de la anticoncepción, bajar la tasa de embarazo no planificado, que en todo el mundo es de al menos, el 50%; con el agregado de que un 10% o más de estos embarazos terminará en un aborto….

Cada vez disponemos de más opciones anticonceptivas, más seguras, con menos efectos adversos. Sin embargo, el número de embarazos no planificados no baja. Comencemos a cuestionarnos si nosotros, como profesionales de la salud, estamos cumpliendo adecuadamente nuestra función de formadores y promotores en salud sexual y reproductiva, facilitando el acceso y promoviendo un uso adecuado de los métodos anticonceptivos

 Imprimir  Email

Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com

Revista AMAdA - Normas de Publicación

La revista de la Asociación Médica Argentina de Anticoncepción es una publicación semestral que dará cabida a artículos relacionados con anticoncepción y salud reproductiva.

El propósito de esta publicación es proveer de un medio para la rápida comunicación de los avances y nuevos conocimientos en este importante campo.

Ver normas de publicación

femiden
banner miranda 258x258 final
banner medcenter en amada